Sanabria: Justicia otorgó prisión domiciliaria

El empresario y ex diputado suplente del Partido Colorado Francisco Sanabria, ex dueño de Cambio Nelson en Maldonado, había sido procesado en octubre de 2017 por lavado de activos, falsificación ideológica, apropiación indebida y libramiento de cheques sin fondo.

Estaba en prisión en la cárcel de Campanero, departamento de Lavalleja.

El "caso Sanabria" salió a la luz cuando un día, sin previo aviso, cerró todas las sucursales de Cambio Nelson y se fue del país.

Empleados, clientes y proveedores advirtieron la situación y comenzó una investigación.

Ya requerido por la Justicia, Sanabria volvió a Uruguay, fue detenido y finalmente procesado.

A través de su casa cambiaria recibía depósitos de clientes, como si fuera un banco, algo que está expresamente prohibido.

Ese dinero era girado hacia otros emprendimientos de Sanabria y luego volvía para pagar intereses de sus clientes.

Alan García, asilo denegado

El gobierno uruguayo no aceptó el pedido de asilo de Alan García. El presidente Tabaré Vázquez, hizo el anuncio durante una conferencia de prensa. El expresidente peruano asegura que ahora estará "a disposición de todas las investigaciones y convocatorias" que le hagan.

"No hemos concedido el pedido de asilo [...] porque en Perú funcionan autónomamente y libremente los tres poderes del Estado, y es precisamente el Poder Judicial el que está llevando a cabo las investigaciones de eventuales delitos económicos. Por estas consideraciones, estrictamente jurídicas y legales, el presidente y el canciller no concedemos el asilo político", dijo Vázquez.

Por su parte, el canciller Nin Novoa añadió: "El gobierno de Uruguay ha considerado que las investigaciones judiciales contra el expresidente Alan García no constituyen persecución política, tratándose de imputaciones vinculadas mayoritariamente a hechos económicos y administrativos desarrollados durante sus dos gestiones como presidente constitucional de la República del Perú".

Tabaré Vázquez, en su lectura, explicó que Uruguay estaba obligado por ley y tradición a concederle el refugio político provisorio a García hasta tanto no decidiera definitivamente sobre su demanda. El mandatario mostró el expediente de "más de mil hojas" que le fue enviado por las autoridades peruanas para argumentar contra la concesión del asilo a García.

El expresidente Alan García permaneció por dos semanas en la residencia del embajador de Uruguay en Lima.

Caso Odebrecht: puesta a punto

El escándalo protagonizado por la constructora Odebrecht se esparció desde Brasil al continente y más allá, tras admitir coimas por 788 millones de dólares en 12 países, incluyendo dos africanos.  En algunos, salpicó a figuras políticas y se han efectuado detenciones y condenas. Aquí, una síntesis de las repercusiones:

Brasil

Odebrecht es protagonista de la Operación Lava Jato, con sobornos por 349 millones de dólares, por lo que altos funcionarios son investigados, desde los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff hasta el actual gobernante Michel Temer. La investigación, que estima delitos por 1.647 millones de dólares, derivó en 215 condenas a 140 personas. Por una ramificación de esta megacausa, Lula purga desde abril una pena de 12 años y un mes de prisión.

Perú

Odebrecht ha admitido ante las autoridades judiciales peruanas haber pagado 32 millones de dólares en coimas. La fiscalía investiga a cuatro exmandatarios y a la líder opositora, Keiko Fujimori, además de otras exautoridades regionales y empresarios.

En marzo, Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) renunció a la presidencia, cercado por su supuesta conexión con Odebrecht cuando era ministro de Alejandro Toledo (2001-2006), quien escapó a Estados Unidos, pero Perú pidió su extradición, acusándolo de recibir 20 millones de dólares.

En el Perú, la empresa Odebrecht llegó a un acuerdo de colaboración con la Fiscalía y la Procuraduría. Se estableció un monto de reparación civil y un compromiso de la compañía y al menos cinco exdirectivos para colaborar en las 40 investigaciones abiertas por el caso.

También se investiga a Alan García (1985-1990, 2006-2011) por irregularidades en el metro de Lima, por lo que se detuvo a cinco exfuncionarios. Ollanta Humala (2011-2016), que estuvo preso junto a su esposa, es sospechado de recibir tres millones para su campaña. Por lo mismo, Keiko Fujimori  cumple prisión preventiva desde octubre, acusada de recibir 1,2 millones.

Argentina

Aún no se ha abierto ninguna causa por los sobornos de 35 millones de dólares. Las fiscalías de Brasil y Argentina sellaron un acuerdo para que la segunda acceda al expediente donde figurarían nombres de exfuncionarios y empresarios. Arrepentidos que declararon en Brasil podrían ser interrogados en Argentina.

Odebrecht participó en emprendimientos como gasoductos con la petrolera estatal YPF, y otro por 3.000 millones de dólares para soterrar un ferrocarril en Buenos Aires, asociada a una firma de un familiar del presidente Mauricio Macri.

Panamá

La constructora reconoció pagos por 59 millones de dólares. La fiscalía investiga a tres gobiernos: Martín Torrijos (2004-2009), Ricardo Martinelli (2009-2014) y el actual de Juan Carlos Varela (2014-2019). Hasta ahora, cinco intermediarios fueron condenados en la causa de 76 imputados.

El gobierno de Martinelli, que según la fiscalía recibió 96 millones, es el más comprometido. Dos hijos del exmandatario, detenidos en Miami y cuya extradición pidió Panamá, y varios exministros están imputados entre otros exfuncionarios. Algunos estuvieron detenidos y han recuperado la libertad. El partido oficialista está acusado de recibir fondos.

Alejandro Toledo fue el primer expresidente de la región por el que se dictó prisión preventiva por este caso. Odebrecht confesó ante las autoridades peruanas haberle entregado 20 millones de dólares en coimas.

Alejandro Toledo fue el primer expresidente de la región por el que se dictó prisión preventiva por este caso. Odebrecht confesó ante las autoridades peruanas haberle entregado 20 millones de dólares en coimas. | Fuente: Andina

Venezuela

Con 98 millones de dólares, Venezuela es el segundo país en montos de sobornos pagados por Odebrecht. El escándalo salpicó al presidente Nicolás Maduro y a altos funcionarios como Diosdado Cabello, pero la justicia se negó a investigar "especulaciones".

En 2017, Maduro mandó encarcelar a quienes recibieron sobornos, tras lo cual la Fiscalía solicitó la captura de cuatro directivos locales.  El dirigente opositor Henrique Capriles fue señalado en la prensa por recibir fondos para su campaña en 2012, lo que él negó.

Colombia

Hay seis condenados por el caso. Aunque la compañía reconoció el pago de 11 millones de dólares, la fiscalía estima que fueron 32,5 millones. El funcionario detenido de mayor rango es el ex viceministro de Transportes Gabriel García, quien recibió sobornos para adjudicar la mayor obra vial del país. Tres exdirectivos de Odebrecht tienen órdenes de captura.

Se espera el nombramiento de un fiscal especial para la investigación, después de que Néstor Martínez y su vice se declararan impedidos por conflicto de intereses. El auditor financiero del consorcio constructor aseguró que Martínez sabía de los sobornos y que no los denunció. La muerte del auditor por un aparente infarto y de su hijo envenenado con cianuro están bajo investigación.

México

Odebrecht reconoció haber entregado 10,5 millones de dólares. La vinculación más resonante fue la de Emilio Lozoya, cercano al expresidente Enrique Peña Nieto y director de la estatal Pemex, como presunto receptor de 10 millones de dólares. Lozoya fue citado a declarar, sin mayores consecuencias.

Tras su asunción, Andrés Manuel López Obrador abogó por la transparencia en la causa: "Sobre Odebrecht hay instrucciones (...) de que se den todos los informes".

Ecuador

Las coimas fueron por 40 millones de dólares, sobre los 33,5 millones estimados inicialmente. Según la fiscalía, hay 22 detenidos y 24 causas abiertas por asociación ilícita, captación ilegal de dinero, enriquecimiento ilícito y otros delitos. El exvicepresidente de Ecuador Jorge Glas (2013-2018) fue el primer alto funcionario sentenciado (2017) a seis años de prisión por recibir sobornos por 13,5 millones de dólares.

El excontralor Carlos Pólit, ahora prófugo, fue condenado a seis años de cárcel por concusión, mientras que un exministro recibió cinco años de pena.

Guatemala

Odebrecht repartió 17,9 millones de dólares por una obra y la campaña presidencial del empresario Manuel Baldizón.

En el primer caso, la firma entregó 9 millones de dólares al entonces ministro de Comunicaciones Alejandro Sinibaldi, quien está prófugo. La única condena fue para su concuñado, sentenciado a tres años conmutables por colaborar en la investigación. Otras seis personas están procesadas y al menos cuatro tienen pedido de captura.

República Dominicana

Odebrecht admitió haber entregado 92 millones de dólares en República Dominicana. La justicia ha procesado a siete personas. El 23 de enero se realizará una audiencia.

(En base a informe de agencia AFP)

Declaración sobre pedido de asilo de Alan García

Montevideo, 23 de noviembre de 2018

 

Ante la solicitud de asilo del

ex presidente de Perú, Alan García

 

La Comisión Uruguaya de Lucha Contra la Corrupción – Uruguay Transparente, en atención a larga tradición uruguaya de respeto del instituto del asilo político, se siente en la obligación ética de pronunciarse sobre la solicitud realizada por el ex presidente de la República del Perú, Alan García.

Uruguay Transparente considera que el asilo político es una valiosa herramienta para proteger a los perseguidos por sus ideas y acción política cuando no rigen las libertades públicas y está cuestionado el Estado de Derecho y, por consiguiente, no existen plenas garantías jurídicas para los ciudadanos.

En el caso del ex presidente García bajo ningún punto de vista se puede considerar como una situación de persecución política. El ex presidente enfrenta una imputación por la presunta comisión de delitos comunes, y como tal, tratándose Perú de un país democrático, donde existe independencia del Poder Judicial y garantías del debido proceso, el gobierno uruguayo no debe hacer lugar al extemporáneo pedido.

El Estado uruguayo, percibido en el mundo, tanto por Transparencia Internacional como por otras prestigiosas e independientes entidades, como un país con bajo nivel de corrupción, debe emitir una señal clara e inequívoca de su determinación de abrir sus puertas toda vez que solicite ayuda una víctima de abusos de otros Estados, pero nunca cuando se trata de delitos comunes y, mucho menos, cuando se trata de delitos de corrupción.

Uruguay Transparente entiende que, si nuestro país le otorga asilo político a quien está siendo investigado en la Justicia por delitos comunes, se estaría desnaturalizando la institución del asilo y, peor aún, éste se puede convertir en una herramienta de impunidad para los casos de corrupción.

 

Por la Directiva de Uruguay Transparente

Pedro Cribari

 

ESCRÍBENOS